Se van a morir todos ustedes: El Chapo

 

El narcotraficante dio su palabra a policías federales que lo capturaron que si lo dejaban ir “dejarían de trabajar toda su vida”.

 

MÉXICO

Joaquín “El Chapo” Guzmán ofreció a elementos de la policía federal que lo capturaron empresas, casa y negocios a cambio de su libertad, esto cuando fue detenido el pasado 8 de enero en el kilómetro 3.5 de la carretera Los Mochis- Navojoa.

La operación que comenzó cerca de las cuatro de la mañana el 8 de enero, las fuerzas de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) lo tenían localizado en una casa que se encuentra en Jiquilpan y Río Quelite en el fraccionamiento Las Palmas de los Mochis, cuestión que hizo que los pistoleros encargados de la protección de “El Chapo” comenzaran a disparar, lo que desato el enfrentamiento.

Esto lo aprovechó el capo para escapar junto con “El Cholo” por la red de drenaje, mientras otros intentaban huir por las azoteas.

Una vez adentro los marinos descubrieron el clóset con pasadizo directo al drenaje por donde huyeron y se desplazaron aproximadamente 800 metros y salieron por una alcantarilla en el bulevar Jiquilpan y Antonio Rosales dejando abandonada una arma de fuego AR-15 equipada con lanzagranadas, luego robaron un Jetta blanco que abandonaron tres calles después y tomaron un vehículo Ford Focus tras amagar al propietario quien reporto los hechos.

Al llegar al poblado de Che Ríos, Guzmán Loera y “El Cholo” fueron vistos por patrulleros de la Policía Federal, quien hasta entonces tenían la orden de vigilar las carreteras de todo el estado.

En el tramo Las Brisas-Los Mochis se le marco el alto  cuatro elementos obligaron a “El Cholo” a descender del Focus, “El Chapo” iba agachado en la parte trasera.

Cuando el lugarteniente del Chapo descendía uno de los federales vio que llevaba una pistola por lo que gritó: “¡Estas armado!” y lo encañono, “El Chapo” salió diciéndoles “¡Se van a morir todos ustedes! ¿No saben quién soy?”

¡Si sabemos! respondió uno de sus captores y ante la negativa de dejarlo ir Guzmán Loera ofreció a uno de los federales que a cambio de que lo llevaran a Che Ríos y los recompensaría con empresas, casa y negocios en México y Estados Unidos y les prometió que se “olvidarían de trabajar toda su vida”.

Oferta que rechazaron los elementos federales y lo subieron a la patrulla, y tomaron una foto al narcotraficante que mandaron a sus superiores.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario