Se viste de mártir

WASHINGTON.-

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ve a sí mismo como un mártir. Asediado por los escándalos, el mandatario lanzó ayer un mensaje de resistencia. “Vean cómo me han tratado los medios. Ningún político ha sido peor tratado en la historia. Pero la adversidad te hace fuerte”, clamó. Fue en un discurso ante la Academia de Guardacostas, en Connecticut, pero se interpretó como una respuesta a las últimas revelaciones que señalan que en febrero pasado presionó al director del FBI, James Comey, para que cerrara la investigación sobre el consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn, por la trama rusa. “Las cosas no son siempre justas. Cuanto más noble sea tu lucha, a más oposición te enfrentarás. No hay que retroceder, sino luchar, luchar y luchar”, afirmó Trump.

Justo ayer se conoció, que el Comité de Inteligencia del Senado pedía la comparecencia de Comey y la entrega de los documentos que han hecho estallar el mayor incendio de su presidencia. Se trata de la reunión, publicada por “The New York Times”,  que se celebró en el Despacho Oval el 14 de febrero pasado. Ocurrió al día siguiente de que el teniente general Flynn, fuera destituido por haber mentido sobre sus conversaciones con el embajador ruso en Washington, Sergéi Kislyak.

Tras una sesión sobre cuestiones de seguridad con otros altos cargos, Trump pidió quedarse a solas con el director del FBI. Cara a cara, el presidente empezó quejándose de las filtraciones y de la inacción de la agencia a la hora de detener a sus causantes. Incluso, según los medios estadounidenses, llegó a expresar su deseo de ver detenido a algún periodista. Aclarada su posición, el republicano saltó a la yugular.

REVELARÁ CONVERSACIÓN

El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo ayer, que está dispuesto a entregar la transcripción del encuentro que mantuvieron la semana pasada el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

“Si la Administración de EU lo considera oportuno, estamos dispuestos a ofrecer al Senado y a la Cámara de Estados Unidos la grabación de la conversación”, dijo Putin en rueda de prensa.

El asesor del presidente, Yuri Ushakov, precisó que el Kremlin no dispone de una grabación de audio de la conversación, sino la transcripción de la misma.

Medios estadounidenses denunciaron esta semana que en esa reunión, celebrada en el Despacho Oval de la Casa Blanca, Trump compartió con Lavrov información clasificada sobre los planes del Estado Islámico (EI), para usar ordenadores portátiles con el fin de atentar contra aviones en vuelo.

 

No hay comentarios

Deja un comentario