Siembra tigre el pánico

Por Sergio López Lara > Quequi

Momentos de angustia y temor vivieron habitantes de la colonia Barrio Bravo de esta ciudad, después de que se escapó de una vivienda, un tigre de bengala de un año y medio de edad y más de 90 kilogramos de peso, mismo que se encontraba en cautiverio, el cual buscaba comida en las casas que se encuentran en el lugar.

Ante ello, se implementó un amplio dispositivo de instancias federales, estatales y municipales que lograron ubicar a esta especie en peligro de extinción, que se encuentra nuevamente en el domicilio de su dueño, en donde también se detectaron otras especies como monos arañas y pavorreales.

Desde temprana hora de ayer se activaron los códigos de seguridad después de que se reportara al número de emergencias 911, la presencia de un tigre de bengala en la colonia Barrio Bravo, mismo que pretendía atacar una pequeña granja de gallinas y gansos, situación que fue evitada por perros tipo labrador que resguardaban el domicilio, lo que alertó a los propietarios de la vivienda que reportaron este hecho.

Al lugar arribaron elementos de los cuerpos de seguridad que se encontraban fuertemente armados y que tenían la instrucción de disparar en caso de que el animal pretendiera atacar alguna persona, debido a que en el área se encuentran infinidad de viviendas, además de escuelas y una iglesia que fueron resguardadas para evitar que se registre cualquier incidente, en caso de que este animal tratara de introducirse.

Ante el fuerte operativo implementado en la zona, hizo acto de presencia un joven que solamente se identificó como Roberto, quien resultó ser hijo del exdiputado local Roberto Erales Jiménez, mismo que aseguró ser el dueño de este tigre de bengala que se escapó de su domicilio, ubicado en la calle Guadalupe Victoria con Isla Contoy, número 141, quien aseguró que el felino contaba con un año y medio de edad y es completamente dócil, debido a que siempre ha estado viviendo en cautiverio.

Después de que el tigre se vio acorralado, regresó a la vivienda donde nuevamente fue encadenado; sin embargo, en este domicilio se detectaron monos araña, pavorreales y otras especies en peligro de extinción, por lo que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se encuentra realizando las investigaciones correspondientes para proceder legalmente en contra de él o las personas que mantienen en cautiverio a estos animales en peligro de extinción, denuncia que será presentada ante la Procuraduría General de la República, en tanto que los animales serán entregados en comodato al zoológico Payo Obispo.

No hay comentarios

Deja un comentario