En otro duelo, el “Tigre de Santa Julia” Brian Vado, fue sorprendido por Ricardo “Pretty Boy” Velazco, quien se llevó la victoria por puntos luego de seis giros en combate de peso Minimosca.

Sigue imparable

Ciudad de México

Por Agencias    Quequi

El olímpico mexicano Juan Pablo “Pivi” Romero, se impuso por nocaut técnico en cuatro giros al pegador venezolano Néstor “Cacique” Armas, para colocarse entre los más serios contendientes a un título en la división de los Superligeros, toda vez que mejoró su marca a 10 triunfos, con siete de ellos antes del límite; en duelo celebrado ante una rebosante Arena “Coliseo” de la capital mexicana.

El sudamericano nada pudo hacer ante la ofensiva de Romero Marín pese a que hizo acuse de recibo de un potente golpazo de Armas, apenas arrancando la reyerta buscando el nocaut.

La velocidad fue letal para el de Caracas, que no pudo descifrar el ordenado estilo del olímpico en Río 2016, que con el paso de los minutos se hizo amo y señor de las acciones.

La puntilla llegó en el cuarto episodio, cuando el comisionado en turno determinó que el castigo que había recibido el venezolano era suficiente y accionó la chicharra para detener las acciones cuando corrían dos minutos.

En el duelo semifinal, Lourdes “Pequeña Lulú” Juárez superó de principio a fin a la noqueadora venezolana Leyrin Flores “China” Flores, quien no pudo hacer la diferencia con su potente pegada, y además, perdió su invicto frente a la hermana menor de la campeona mundial Mariana “Barby” Juárez, en pleito pactado a 10 asaltos en peso Mosca.

El arranque huracanado de la sudamericana metió en apuros a Lourdes, pero supo salir avante del primer giro, al que la sudamericana apostó toda su artillería.

La caraqueña tenía que refugiarse en las cuerdas ante el dominio de Juárez Trejo, quien apoyada por la fanaticada se decidió a ir con todo en busca de la victoria, obligando al réferi a detener el combate en el sexto capítulo, cuando el dominio de la “Pequeña Lulú” era abrumador.

Con este triunfo la pugilista mexiqueña mejora su marca a 27 victorias y se coloca en la antesala de un eventual choque con la campeona mundial, la mexiquense Ibeth “Guerrera Otomí”, Zamora, en este mismo año, haciendo válida su posición de privilegio en las clasificaciones del WBC.

La batalla principal del respaldo, fue una auténtica guerra sin cuartel entre el poblano Daniel “Popis” Rojas y el mexiquense Martín “Pini” Casilla, quien se apuntó un valioso triunfo por la vía de las tarjetas, con una decisión mayoritaria, tras seis giros de un duelo pactado en peso Gallo.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario