Sobreexplotan arrecifes de Puerto Morelos

Por Raimon Rosado

La falta de control  en la sobreexplotación de la pesca y de las actividades turístico-acuáticas y en especial el mal maneo de las aguas residuales, han contribuido negativamente al deterioro en la vida del Arrecife Mesoamericano localizado en Puerto Morelos,  al que de no aplicarse las correspondientes normativas para su adecuada conservación, le quedan como máximo 20 años, señaló la directora de los Parques Nacionales Arrecifes Puerto Morelos e Isla Contoy, María del Carmen  García Rivas, quien destacó que la muerte lenta que enfrenta este ecosistema, ha contribuido a que la franja costera sufra drásticas modificaciones que directamente impactan en daños a las construcciones de sus alrededores.

La especialistas en materia medioambiental quien el día de ayer impartió en el Planetario de Cancún, la conferencia ideográfica “Voces del Mar”, habló  sobre la gran urgencia que existe  sobre conservar nuestros recursos naturales marinos, que son la base sobre la que se sustenta la economía dependiente del turismo.

Además de abordar los temas del control  a las poblaciones del Pes León en Isla Mujeres y el Tiburón Toro en la zona de Playa del Carmen, hizo especial énfasis en la situación que prevalece en torno al Parque Arrecifes de Puerto Morelos, donde pese a las regulaciones establecidas por la  Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), existe un importante excedente de su actividad, que se suma a las  actividades que desarrollan los prestadores de servicios turísticos.

Ambos rubros, han contribuido a la degradación de la vida en esta zona arrecifal, donde es el mal manejo de las aguas residuales que se vierten en el mar, ha sido un factor determinante  en l mitigación de su crecimiento, pues para ello es necesario que las aguas sean  prácticamente estériles, con la suficiente claridad que perlita el crecimiento coralino.

Por ello, varias organizaciones dedicadas a la  preservación del medio ambiente, trabajan para que las correspondientes normativas sean adecuadas de acuerdo a los requerimientos de los mares del Caribe, cuta composición es diferente a los del Golfo o el Pacífico.

“Es urgentísimo  cuidar las aguas de nuestros mares, pues sólo tenemos previsión a 20 años de vida, por lo que sin arrecifes, simplemente no pueden subsistir las poblaciones humanas costeras, lo que e ha visto mediante la modificación de las dunas y el deterioro de sus construcciones aledañas”, recalcó.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario