Sueldo de edil no justifica propiedades

BACALAR

Por Sergio López Lara > Quequi

Poco más de medio millón de pesos anuales es lo que devenga el presidente municipal del Pueblo Mágico, Alexander Zetina Aguiluz, quien con eso pretende justificar la infinidad de propiedades que ha logrado amasar a lo largo de los últimos tres años en su segundo periodo como alcalde del recién creado décimo Ayuntamiento, que se encuentra sumido en la marginación e inseguridad.

Después de que periódico Quequi dio a conocer las aproximadamente 10 propiedades que ha adquirido durante los últimos dos años, el presidente municipal de Bacalar, Alexander Zetina Aguiluz, donde se encuentra desde hoteles, casas de lujo, departamentos, escuelas privadas y comercios, valuados en poco más de 15 millones de pesos, además del intento de despojo que ha tratado de cometer en contra de humildes familias que cuentan con terrenos en la zona centro con alta plusvalía, dio a conocer en redes sociales el salario que devenga.

El alcalde, al que solamente se le ve en fiestas y eventos oficiales, gana un jugoso salario de 598 mil pesos anuales que se encuentran divididos de la siguiente manera cada mes: sueldo base cinco mil 233 pesos con 54 centavos, compensación confianza nómina cuatro mil, ayuda de despensa mil 400, canasta básica mil pesos, ayuda de trasporte mil 100, ayuda de vivienda dos mil 453, compensación recibo 34 mil 689 pesos con 60 centavos, lo que hace un total de 49 mil 856 pesos con 14 centavos.

Después de que se dio a conocer esta información, no se hicieron esperar en redes sociales los comentarios de los diversos sectores productivos de Bacalar, mismos que criticaron el jugoso salario que devenga el edil de la Laguna de los Siete Colores, a quien difícilmente se le puede localizar en las oficinas del Palacio Municipal que se encuentran en pleno Centro.

Además de que desde hace más de dos años en su segundo mandato no visita las 48 colonias populares que se encuentran en Bacalar, así como las 57 comunidades rurales, especialmente las que están ubicadas en la zona limítrofe con Campeche, donde existen graves problemas ocasionados por las altas temperaturas, mismas que han provocado la muerte de miles de abejas, ganado, así como cultivos, sin dejar de mencionar la ola de inseguridad que prevalece en el lugar.

Los aproximadamente 47 mil habitantes de Bacalar afirman que el “nuevo rico de Bacalar” -como se le conoce a Alexander Zetina Aguiluz-, mantiene totalmente abandonado al Pueblo Mágico, debido a que la falta de estudios de impacto ambiental y un correcto plan de crecimiento, han propiciado que se estén construyendo obras que están afectando gravemente a la laguna de Bacalar, misma que registra graves problemas de contaminación por la descarga de aguas residuales, basura y otros contaminantes.

La inseguridad está a la orden del día en este lugar, al grado de que a las 8 de la noche, turistas nacionales e internacionales que caminan en las zonas Centro y Costera de Bacalar, han sido asaltados a mano armada, así como los residentes locales que son víctimas de robos a casas habitación y establecimientos comerciales, situación que ha propiciado el cierre de un buen número de estos negocios.

‘QUE YA DEJE DE ROBAR’

Hace unos días, habitantes del ejido Aarón Merino Fernández afirmaron que no se dejarán intimidar ni tampoco entregarán las 100 hectáreas o los 500 millones de pesos que les solicita el presidente municipal, Alexander Zetina Aguiluz, para que otorgue su firma para la regularización de 960 hectáreas que estarían destinadas a actividades de desarrollo ecoturístico.

En meses anteriores pareció una manta en la comunidad denunciando a Zetina Aguiluz de apropiarse de terrenos y venderlos, a pesar de que tienen propietarios. En esa manta atribuida a los cinco hermanos, se le exigía al alcalde la devolución del dinero que obtuvo por la venta de una propiedad.

Los ejidatarios realizaron una manifestación en el palacio municipal de Bacalar para acusar al edil de ladrón, sentenciándolo que no les robará ningún peso, además de señalarlo de nunca estar en sus oficinas.

“Presidente fantasma, multimillonario, corrupto y nefasto, deja de robar y ponte a trabajar”, se leía en las mantas.

El representante de los ejidatarios, Román Guzmán González anticipó que solicitarán al gobierno federal se realice una auditoría a la administración de Zetina Aguiluz y a sus familiares, para investigar la procedencia de todos los bienes muebles e inmuebles que ha obtenido como presidente de Bacalar.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario