Tachan de ilegal el Consejo Distrital 7

Por Héctor Bello Guadarrama

“El Distrito Electoral 7 del Ieqroo, con sede en el municipio de Benito Juárez, no cumplió con los factores de legalidad, ya que fue integrado por vocales electorales que no correspondían al listado de profesionistas que cumplieran con los requisitos de registro previo”, dijo el abogado Carlos Francisco Caballero Mejía.

Luego de que renunciara a su cargo como vocal secretario en el Distrito 7 y evidenciara que los miembros del Consejo no contaban con la preparación, ni experiencia para haber tomado el trabajo de ser réferis electorales, Carlos Caballero reiteró que dicho Consejo no cumplió con los mínimos requisitos para su integración, por lo que pone en tela de juicio la legalidad en los resultados que avaló en su contabilidad de jornada electoral.

El abogado, determinó que los vocales en el Consejo Distrital 7 fueron puestos a modo de quien autorizó sus cargos.

Sin ser voz de algún partido político, determinó que la autoridad en el Consejo debió poner mayor cuidado en el cumplimiento de los acuerdos, pues aun cuando había seleccionados para consejeros, ninguno en el caso del  Distrito 7 se presentó para relevar y se desconoce si hubo otras negociaciones que no habrían sido públicas para integrarse el nuevo personal que no fue evaluado previamente.

Si bien asegura no tener como comprobar que las ausencias de los consejeros, que eludían el trabajo diario, determinó que estos solo respondían a las órdenes de quien los contrató, pues aun cuando fueron relevos nunca se apegaron a dar cumplimiento de los reglamentos.

Aun cuando estableció que su renuncia el pasado 24 de mayo, a 9 días de la pasada elección, se debió a la incompetencia de sus compañeros que les dejaban a unos cuantos la carga de trabajo del Consejo Distrital, también se debió a varias irregularidades que realizaron los abogados de esa sede en materia electoral.

“No se cumplieron los parámetros establecidos en la convocatoria, y el propio acuerdo de Consejo donde se emitió que en lo toral se establecía que debían contar con experiencia los miembros, pero al no ser así me atrevería a decir que una gran mayoría eran abogados recomendados”, estableció.

El abogado Carlos Caballero, estableció que el confrontar a los demás miembros del Consejo su falta de asistencia al trabajo, manifestaban que quienes los llamaron para contratar les dijeron que no era necesario hacer guardia, que solo era suficiente con asistir a las sesiones. Sin embargo  en las sesiones de Consejo no se presentaban, lo que evidenció que era un personal que no estaba comprometido, ni lo estaban ni comprometidas, ni lo estaban haciendo con ética.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario