Teme Almorejo ir a la cárcel por falsificador

PLAYA DEL CARMEN

Por Redacción > Quequi

Rubén Delfino Almorejo López, excontralor de Solidaridad, consciente de los delitos cometidos por usurpación de funciones y haber firmado varios documentos oficiales haciéndose pasar como “licenciado”, ya se amparó para evitar el brazo largo de la justicia.

El contralor pirata impuesto por la alcaldesa Laura Beristaín Navarrete, que ya tiene denuncias en su contra por esta situación, no habrá terminado la escuela, pero aprendió bien el oficio para tramitar este amparo y, de esta manera intentar seguir libre por las calles.

Lo peor, es que en el Ayuntamiento, la presidenta y los regidores, al haberle autorizado licencia temporal, le permiten conservar sus prestaciones salariales, sin tener que trabajar.

El juicio de amparo promovido por Rubén Delfino Almorejo López, tiene el número 727/2019, en el despacho 208/2019.

No hay que olvidar que en contubernio con Laura Beristain Navarrete, falsificó documentos y usurpó las funciones de un abogado, lo que ha generado el malestar de varios de los regidores que le tomaron la protesta al cargo.

Por ello, ahora buscan que en lo futuro no se vuelva a dar una situación así y, en lugar de tener cómo válida la información que les ofrezca Beristain, exigirán que en sus propuestas a los cargos que requieren del aval del cabildo, se entregue la información, no sólo una hoja con el Currículum Vitae.

Hay que señalar además que el usurpador, por este delito podría pasar 20 años tras las rejas, y por ello se adelantó a la autoridad tramitando dicho juicio de amparo.

Días después que periódico Quequi diera a conocer en exclusiva de que Almorejo López carecía de cédula profesional y con mañas logró usurpar una cédula que no corresponde a este exfuncionario, pero cobijado por la alcaldesa Laura Beristain Navarrete fue impuesto como contralor.   

Varios regidores externaron su malestar al sentirse defraudados por la actitud oscura y falta de ética de Almorejo López, quien pensó que nunca descubrirían sus malas conductas.    

Ya que dejó la Contraloría Municipal, Rubén Delfino Almorejo López, se tiene que enfrentar a las consecuencias legales de sus actos de corrupción.

Y aunque su protectora, la presidenta de Solidaridad, Laura Beristain pueda “lavarse las manos” y así evadir la justicia, Delfino y/o Fidencio, tiene abiertas sus carpetas de investigación en la Fiscalía General del Estado, según oficio ubicado en la Unidad de Atención Temprana FGE/QR/CAN/UAT/02/7537/2019, según el número de caso FGE/QR/BJ/UAT/02/7537/2019, carpeta de investigación FGE/QR/CA/UAT/02/1566/2019.

Los tres delitos que cometió Almorejo ameritan en promedio más de 20 años de cárcel al sumar las condenas tipificadas en el Código Penal Federal.

1.- Falsificación de documentos en general, donde queda la falsificación plena de su cédula profesional, descritos en el capítulo IV, artículos 243 al 246. En este caso el castigo es de cuatro a ocho años de cárcel y de 200 a 360 días de multa. Sin tomar en cuenta que en caso de que sea servidor público, como es su situación, la pena aumentará hasta más de la mitad.

2.- Falsedad de declaración e informe dado a una autoridad, tal como lo hizo con la venia de Laura Beristain, quien lo presentó como la persona ideal para el cargo, al faltar a la verdad al protestar en la sesión solemne del Cabildo de Solidaridad, como licenciado al asumir su cargo de contralor. Esto queda anotado en el mismo código, en el mismo capítulo IV en su artículo 247. Las condenas son de cuatro a ocho años de prisión y de 100 a 300 días de multa.

3.- Usurpación de profesión, anotado en el capítulo VII, artículo 250, fracción II, en cuyo caso tiene la condena por usurpación de funciones públicas o de profesión, la sanción será de uno a seis años y la multa de 100 a 300 días.

Puso al mismo nivel de los regímenes corruptos del conservadurismo a la cuarta transformación, se burlaron de AMLO y de la ciudadanía, pero gracias a las denuncias ciudadanas publicadas por este diario, serán alcanzados por el largo brazo de la justicia.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario