Temen verse afectados por delitos ambientales

Por José López > Quequi

Ejidatarios de Juan Sarabia están preocupados de que los delitos ambientales cometidos por su directiva les afecte, debido a que de manera ilegal han arrasado con especies silvestres protegidas en el Estero de Chac, además que otros apoyos como el de viviendas rurales los han desviado para construir en terrenos invadidos.

Inquieta a los ejidatarios de Juan Sarabia que el núcleo agrario sea sancionado y relegado de los apoyos federales por las anomalías y abusos del presidente del comisariado, Ernesto Haro Gutiérrez y sus cómplices.

Pobladores temen que la afectación económica de las sanciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), sea para el núcleo agrario y no para los responsables, entre los que señalan al comisario Ernesto Haro Gutiérrez y a los directivos Marco Jiménez Potenciano y Hugo Alexander Valerio Yam, se trata de los mismos actores señalados de devastar tierras para lucrar con ellas o incluirlas en programas federales.

Mencionan que no es la primera vez que se utilizan programas sociales para su beneficio, pues es necesario recordar que un pie de casa que debió ser en beneficio de gente de escasos recursos, fue construido en un terreno que tiene invadido el presidente del comisariado ejidal en un predio del Instituto Tecnológico de la Zona Maya.

De tal manera, los abusos de la actual directiva ejidal en programas sociales y para el campo, pueden tener repercusiones en contra de quienes sí necesitan los apoyos, debido a que a principios de este mes, la Secretaría del Bienestar informó que unas parcelas desmontadas del referido el núcleo agrario son terrenos que fueron debidamente incorporados al programa federal “Sembrando Vida”, ya que todos cumplían con la condición de ser acahuales bajos; es decir, parcelas con vegetación secundaria que anteriormente tuvieron uso agrícola o ganadero.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario