Tendrá competencia el MUSA

Por Blanca Silva

Cancún

 

En lo que sería una represalia por no obtener los “donativos” que esperaba, el Museo Subacuático (MUSA) sacó de su consejo directivo a Asociados Náuticos de Quintana Roo (ANQR), que en respuesta formalizó la creación de un nuevo museo en la zona arrecifal de El Meco, cuyos primeros hundimientos iniciarían en unos cinco meses para contribuir a la creación de vida marina.

Para ello, ANQR cuenta ya con una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) aprobada, que en su momento tramitó un empresario para hacer un proyecto de un cementerio submarino, por lo que incluso cuenta con los moldes para unas 90 esculturas, los cuales representan el 70% de la inversión de la pieza y serían utilizados por los náuticos para su proyecto.

En general, el plan incluye tres proyectos, el primero de los cuales sería una ciudad maya compuesta por réplicas de diferentes tipos de ruinas, que han sido aprobadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el segundo las esculturas con moldes donados por el empresario y el tercero una serpiente submarina, que estaría a cargo de una empresa de Monterrey, dedicada a hacer esculturas dentro y fuera del agua.

 

COMPLEJO ACUÁTICO

De esta manera, ANQR pretende desarrollar el denominado Arrecife Maya, cuyo polígono tiene una extensión de 160 mil metros cuadrados, con una profundidad de cuatro metros, que permitirá al turista hacer snorkel e interactuar y tomarse foto con las esculturas, además de ser un refugio de especies marinas, para lo cual elaborará el plan de manejo correspondiente.

De acuerdo a lo previsto, el plan de manejo medirá la capacidad de carga de la zona y el número de embarcaciones, además de establecer horarios para que sea seguro y organizado con sistemas de señalización y boyado, que no hay actualmente en día en las esculturas del MUSA a diferencia de El Meco, donde en los últimos tres años se ha logrado un fuerte avance en su sustentabilidad.

 

MEDIDAS

Lo anterior fue dado a conocer ayer por el presidente de ANQR, Iván Ferrat Mancera, al término de la asamblea mensual del sector, en la que se discutió la decisión del MUSA de sacarlos del Consejo Directivo, pese a que en su momento la agrupación impulsó y financió el recinto, por lo que incluso tienen la propiedad de 400 de sus esculturas.

La medida sería una represalia hacia ANQR por no obligar a las marinas afiliadas a pagar un “donativo” de un dólar por pasajero que visitara los salones del museo, luego de la presión que ejercieran también en su momento los agremiados de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) de Quintana Roo.

De esta manera, sólo cinco de las marinas afiliadas a ANQR seguirían trabajando con el MUSA, así como algunos prestadores de servicios turísticos de Isla Mujeres, pues el resto optó por impulsar un nuevo proyecto en El Meco, para el sector inició los trámites para obtener la autorización de uso no extractivo de la zona arrecifal de El Meco y hacerla atractiva a los turistas.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario