Termina la vida de un nobel

CHINA

Por Agencias Quequi

El intelectual y nobel de la Paz chino, Liu Xiaobo, falleció ayer bajo custodia, en un hospital del norte del país, tras haber sido recientemente excarcelado por un cáncer de hígado terminal, según un comunicado oficial.

Liu, a quien no se le permitió buscar ayuda médica en el extranjero, falleció a los 61 años después de pasar los casi nueve últimos en prisión, donde recibió el premio Nobel en 2010 por su persistente lucha por la democratización de China.

El disidente murió “debido a un fallo multiorgánico”, después de que el pasado martes comenzaran a aplicársele cuidados intensivos, precisa la Oficina de la Administración de Justicia de la ciudad de Shenyang, donde el nobel estaba ingresado.

PIDEN LIBERTAD DE SU ESPOSA

Sus allegados ya temían que Liu hubiera fallecido, pues el hospital donde estaba no había publicado informaciones sobre su estado de salud en todo el día, después de que hubiera publicado uno o varios partes médicos a diario esta semana.

La muerte de Liu Xiaobo abre ahora la incógnita de qué ocurrirá con su esposa, Liu Xia. Esta poetisa y fotógrafa se encontraba bajo arresto domiciliario no declarado, desde que el disidente fue galardonado con el Nobel de la Paz, pese a que nunca se ha presentado cargo alguno contra ella. El último deseo del activista, había sido que se le permitiera morir en el extranjero, precisamente para lograr que también pudieran salir del país ella y el hermano de Xia, Liu Hui, que cumple una condena de once años de cárcel por evasión fiscal en lo que su familia considera una “persecución política”.

No hay comentarios

Deja un comentario