Testigo histórico

Ciudad de México

Por Agencias    Quequi

Ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, la legendaria Arena “Coliseo” es uno de los escenarios testigo de grandes hazañas en el boxeo y la lucha libre; es por excelencia el escenario de los grandes eventos boxísticos en los últimos tiempos en la gran urbe.

Conocida como “El Embudo de la Lagunilla” o “El Embudo Coliseíno” por su forma circular y por ubicarse en el histórico barrio de la Lagunilla, un escenario de gran tradición que ha sido testigo de innumerables batallas entre afamados y legendarios guerreros de los cuadriláteros.

En febrero de 1937, la Arena “Nacional” sufrió un terrible incendio que la dejó sin posibilidad de presentar ni box ni lucha libre, situación que obligó a Don Salvador Luteroth a pensar en la construcción de otro espacio para presentar estos eventos.

Así, emprendió la tarea de construir la Arena “Coliseo” en el Centro Histórico de la capital mexicana.

Con una inversión de 40 mil pesos, dinero que aseguran ganó el empresario en la Lotería Nacional; el inmueble con más tradición en el deporte de los puños y el arte del pancracio fue inaugurado el 2 abril de 1943, con una atractiva función de lucha libre. En la riña estelar “Tarzán López” le propinó una tremenda paliza a “El Santo”, para de esta forma retener el campeonato de peso Medio.

Hace 75 años, la Arena “Coliseo” abrió sus puertas al público mexicano; desde aquel lejano 1943 grandes figuras del boxeo y la lucha libre han gestado grandes hazañas en el cuadrilátero de “El Embudo de La Lagunilla”.

La Arena “Coliseo” fue considerada en esas fechas, como el mejor lugar para presentar eventos deportivos bajo techo de América Latina, sitio que ha recobrado actualmente, gracias al despliegue de seguridad, vialidad e iluminación, sumado a la evidente cercanía de los aficionados, quienes prácticamente respiran en las espaldas de los púgiles que se encuentran en el rombo de combate del mítico inmueble que ha registrado llenos impresionantes en sus 6,512 localidades, todas con inmejorable vista del rombo de combate.

En aquélla época la creciente Ciudad de México no contaba con un recinto a la altura del gran espectáculo del pancracio y con la capacidad para albergar eventos de primer nivel, pues aún hoy en día es completamente funcional.

El recinto de Perú 77, lugar que por muchos años fue la casa del boxeo en México; allí desfilaron grandes figuras de la talla de Joe Conde, “Chango” Casanova, Juan Zurita, Raúl “Ratón” Macías, Vicente “Zurdo de Oro” Saldívar, Rubén “Púas” Olivares, “Pipino” Cuevas y Ultiminio Ramos, entre otros, además de pleitos, donde ha estado en disputa el título del mundo, y salieron airosos Miguel Ángel “Mago“ González, Marcos Villasana padre y Ganigan “Maravilla“ López.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario