Tiene edil mafia de robacoches

FELIPE CARRILLO PUERTO

Por Sergio López Lara > Quequi

Autoridades de las Fiscalías de los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, trabajan de manera coordinada con la Fiscalía General de la República (FGR) en las investigaciones que se realizan en contra del presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto, José Esquivel Vargas, alias “Chak Meex”, así como varios de sus colaboradores, relacionados con el narcotráfico y delincuencia organizada, como es el caso de Marco Antonio Solís Loría, delegado del Instituto de Movilidad, implicado en la venta de vehículos robados, detenido en abril pasado en Mérida.

De acuerdo con medios de información, el funcionario fue asegurado el pasado 11 de abril  cuando pretendía ingresar a la ciudad de Mérida; el hecho se registró en un retén policial, ubicado en uno de los principales entronques a la entrada a esa ciudad.

Se presume que el servidor público quintanarroense del Imoveqroo  pretendía introducir un vehículo con el número de serie alterado y con reporte de robo.

Se dice que Solís Loria mantiene como negocio familiar, un lote de compra y venta de autos usados de procedencia del norte de la República, actividad comercial que ha desarrollado los últimos años.

Por lo pronto, la FGR ha solicitado el apoyo de las autoridades de los estados de la Península de Yucatán, debido a que no se descarta la posibilidad de que los funcionarios antes mencionados estén involucrados en la venta de vehículos de lujo con reporte de robo, mismos que eran comercializados en establecimientos instalados en Felipe Carrillo Puerto, mientras que otros fueron trasladados y comercializados en Campeche y Yucatán, sin dejar de mencionar que también pueden estar involucrados en el tráfico de drogas, armas, indocumentados, lavado de dinero y prostitución, entre otros.

A raíz de la ejecución de los jóvenes J.L.T.J., U.A.S y U.R.P de 19, 20 y 21 años, registrada el pasado 26 de abril, integrantes de la banda delictiva “Los Nike”, cuyos cuerpos fueron encontrados en un camino de terracería que comunica a las ciudades de Felipe Carrillo Puerto y Valladolid, Yucatán, mismos que se encontraban maniatados, además de presentar golpes contusos en diversas partes del cuerpo, así como el llamado tiro de gracia en la cabeza, se prendieron focos rojos entre los diversos cuerpos de seguridad en la Zona Maya.

Estos tres jóvenes se encontraban relacionados con el narcotráfico y delincuencia organizada en Felipe Carrillo Puerto, mismos que utilizaban una discoteca denominada “El Son”, ubicada en la avenida Benito Juárez, colonia Centro, así como una casa de seguridad, ubicada en las calles 54, entre 83 y 85 de la colonia Leona Vicario, mismas que fueron aseguradas por autoridades de la FGE.

Los datos señalan que uno de los funcionarios que se encuentra sujeto a investigación por estos hechos, es Rodolfo Bautista Cáliz, alias “El Cerrajero”, director de Catastro en el Municipio de Felipe Carrillo Puerto, debido a que le brinda protección a su hermano a quien señalan como líder de la pandilla de “Los Nike”, así como a Yuri May, subdirector de Obras Públicas, quienes están relacionados con el robo y venta de vehículos de lujo.

La aparición de las narcomantas en las que se amenaza de muerte a José Esquivel Vargas, (a) “Chak Meex”, así como a varios funcionarios, se debe a la protección que le brindaban a “Los Nike” a quienes aparentemente les había vendido la plaza, mismos que eran una pequeña célula de unos de los cárteles de las drogas y delincuencia organizada que desde hace años se disputan el control de la plaza en Felipe Carrillo Puerto, considerados como un lugar estratégico para realizar actividades delictivas.

Uno de los que ya reforzó su seguridad con policías municipales es Dalton Gómez Lechuga, flamante secretario particular de “Chack Meex”, quien también es investigado por la FGR por la presunta relación que mantiene con grupos del narcotráfico y delincuencia organizada, lo que le ha permitido darse ciertos lujos, como viajar al extranjero y rentar helicópteros para realizar recorridos en uno de los municipios más pobres y marginados de Quintana Roo.

Vendieron la plaza

Debemos destacar que en menos de una semana parecieron dos “narcoavisos” en los cuales se amenaza de muerte al presidente municipal, José Esquivel Vargas, alias “Chak Meex”, así como a un integrante de la Policía Municipal Preventiva con clave “Pistolita”, por de haber vendido la plaza a gente relacionada con el narcotráfico.

Asimismo, de haber convertido a este Ayuntamiento en un Sodoma y Gomorra, al autorizar ampliaciones de horarios a bares, cantinas y discotecas, para la venta de drogas y prostitución.

Todo parece indicar que la situación se le salió de control a las autoridades del municipio carrilloportense, debido a que permitieron la llegada de estos grupos delictivos, mismos que rápidamente empezaron a trabajar bajo la protección de “Chak Meex”, debido a que de la noche a la mañana empezaron a surgir discotecas, centros nocturnos, restaurantes-bar, cantinas y prostíbulos que operan de manera informal las 24 horas del día, donde se practica la prostitución, así como la venta de drogas al menudeo.

Mientras esto ocurre en el corazón de la Zona Maya, “Chak Meex”, así como varios de sus colaboradores, han intentado reforzar su seguridad personal y la de su familia, con elementos de la Policía Municipal Preventiva, mismos que se han negado a ser blanco de estas amenazas y ataques de gente relacionada con el narcotráfico y delincuencia organizada, debido al riesgo que corren en estos momentos, además del nulo apoyo que reciben ante la falta de armamento, chaleco antibalas y vehículos.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario