Tijuana: despiden a sus muertos por covid a 50 metros de distancia

TIJUANA.- Mientras en los hospitales covid-19 de Tijuana las familias esperan información sobre sus enfermos, en el panteón municipal número 13 otras entierran apresuradamente a quienes no sobrevivieron.

Por protocolo, familiares y asistentes no pueden acercarse al ataúd, deben estar a 50 metros de distancia, los grupos que ingresan al panteón deben ser mínimos e, incluso, el personal de las funerarias viste trajes especiales, cubrebocas y se protege los ojos.

“Nos dan en bolsa hermética el cuerpo. Lo menos que podamos moverlo, no podemos abrir la bolsa (…) si van a cremar les avisamos: ya nos dieron el permiso, vamos a proceder”, explicó el responsable de una de las funerarias de la ciudad.

Pueden seguir el cortejo fúnebre, se lleva al panteón, debe tener su ´sana´ distancia, se sepulta y se acabó el servicio

Ese escueto y acelerado ritual fúnebre se ha repetido decenas en este cementerio municipal, enclavado entre los cerros limítrofes de Tijuana y Tecate, donde el gobierno de la ciudad abrió más fosas.

Trabajadores del cementerio, como Miguel Sánchez López, de 30 años, dijeron que confían en que su equipo de protección es suficiente, pero que es incómodo en el clima caliente.

“No tengo ningún miedo, para ser honesto. Cero”, dijo Sánchez, quien dijo que ha trabajado como celador durante los últimos 13 años. “Estamos siguiendo todas las recomendaciones, así que confío en que no nos infectaremos”.

(Fotos Cuartoscuro)

En este panteón municipal, el número 13, antes de que fuera declarada la pandemia, el promedio era de entre 230 y 250 entierros por mes, la cifra repuntó a unos 300 o hasta 350, es decir, 25% más, cuenta el jefe del Departamento de Panteones, Jesús Salvador García. Tan sólo en abril —cuando recibieron el primer muerto por Covid-19— enterraron a más de 40 personas que fallecieron por el mismo virus, aunque para este mayo advierten aún más.

Porque oficialmente las autoridades de salud reconocen en esta ciudad 519 de las 809 muertes por Covid-19 que hay en el estado Baja California, pero no en todos los decesos hay tiempo para confirmar la causa de muerte.

Por ejemplo, las víctimas de neumonías atípicas y “problemas respiratorios”, como luego informan las autoridades, son tratadas como casos de covid-19.

“No se puede velar. Recogemos, cremamos o sepultamos”, comenta el encargado de la funeraria visitada.

Y si los enfermos ingresaron a alguno de los dos hospitales habilitados para atender los casos covid-19, esa podría ser la última vez que vean a sus seres queridos, sobre todo si tienen alguna comorbilidad que complique su lucha contra el virus.

“Por más difícil que parezca, a los pacientes les va mejor, corren menos riesgo estando en domicilio (…) queremos ser muy cautelosos de quién ingresa al hospital. Si ingresas con una patología sospechoso de covid y vas a ingresar a un servicio de urgencias con 30, 40 personas que tienen covid, tenemos que tener mucho cuidado”, comenta el secretario de salud, Alonso Pérez Rico.

Sin embargo Baja California se mantiene en el tercer lugar nacional por número de muertes, y desde esta semana, Mexicali se ubicó en la misma posición nacional por cantidad de casos activos con 531.

Incluso el Hospital General de esa ciudad hace unos días recurrió a una caja refrigerada de tráiler para resguardar cadáveres mientras sanitizaba el depósito hospitalario y las áreas de los alrededores.

“Se hace en forma transitoria en tanto se entregan los cadáveres a sus familiares“, informó el Ayuntamiento. 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario