Tu Periódico Quequi

Transportistas foráneos de ‘El Crucero’, sin ley; Sintra ni mete las manos

Por Ramón Uresti Hernández
Quequi Quintana Roo

Las terminales de autobuses piratas que se ubican en la Supermanzana 66, se mantienen a pesar de los “llamados de atención” que han hecho las autoridades para regularlas, sin embargos, estas aparte de ofrecer un pésimo servicio se han visto envueltas en accidentes fatales ocurridos en carreteras y los pleitos callejeros que a diario ocurren en el lugar sin detener a los protagonistas que se riñen el pasaje.

Lo anterior salió a relucir ayer, cuando un grupo de vándalos de la termina “Los Hernandez”, le desfiguraron el rostro a un encargado de una termina por haberle ganado a uno de los incautos que por necesidad tienen que viajar en los “ataules rodantes”, como denominan a estos carros viejos que deberían de estar fuera de circulación.

Y es que, para ahorrarse hasta dos terceras partes del costo del pasaje, cientos de viajeros prefieren usar terminales irregulares para llegar a destinos como Tabasco, Veracruz o Chiapas.

Estas terminales que operan de manera irregular se encuentra en las cercanías del “Crucero”, donde, en medio de locales de tiendas, hacen base las unidades que viajan a Tabasco y Veracruz por 300 pesos, con un trayecto en promedio de 16:00 horas.

Ahí los vendedores ofertan los viajes desde la calle, con un block de boletos. Las unidades que conforman su flotilla son de transporte turístico; no cuentan con baño, como ellos lo gritan, no ofrecen algún tipo de seguro a los viajeros ni garantías de que los camiones hayan sido verificados por autoridades federales para su uso de autotransporte.

Todos los días ocurren problemas entre los jaladores de las diferentes líneas, como los ahora demandados, “Los Hernández” que lejos de extorsionar a sus pasajeros ofreciéndoles salidas por la mañana, golpean a los demás jaladores en montón sin que los elementos de la Dirección de Seguridad Pública intervenga.

Los golpeadores se atrincheran en lo que según ellos son sus terminales sin poder ser detenidos pese a que la mayoría de ellos son personas que han sido detenidas tras estar relacionados en actividades ilícitas.

Ante esta situación vecinos del lugar exigen a las autoridades de Tránsito y Transporte, así como a Sintra que apliquen la ley para retirar de la polémica Supermanza 66 el “cochinero” de carros viejos que por la mañana se ponen a lavar los protagonistas de las riñas callejeras de este lugar.

Comments

comments