Venderá AMLO la Quinta Maya de Cozumel

COZUMEL

Por Luis Roel Itzá > Quequi

La Quinta Maya, considerada la casa de descanso presidencial y que fue construida en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León, será subastada el próximo mes de junio por el Gobierno Federal; Zedillo lo utilizaba con frecuencia, ya que era aficionado al buceo; Vicente Fox nunca se hospedó, y Felipe Calderón venía con frecuencia y fue quien más habitó. En tanto que Enrique Peña solamente una vez y otra su familia.

La mañana de ayer se dio a conocer por parte del director general del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Ricardo Rodríguez Vargas, quien será el director del “Instituto para devolverle al pueblo lo robado”, que en aproximadamente un mes se pondrán a la venta propiedades que disfrutaban familiares de los presidentes de la República en turno, ubicadas en Cozumel, Quintana Roo y en Acapulco, Guerrero.

En Cozumel se trata de la casa de descanso presidencial Quinta Maya, que se ubica en la avenida Rafael E. Melgar, en donde inicia la Zona Hotelera Norte y se encuentra justamente frente a la entrada a la Base Aérea Militar número 4 de la Fuerza Aérea Mexicana; colinda al norte con unos terrenos privados, al sur con el balneario público “Casitas”, al poniente con el mar y al oriente con la avenida y enfrente la BAM No 4.

Si se llega vía aérea a Cozumel, los aviones pasan exactamente sobre la casa de descanso presidencial, que ha sido utilizada por cuatro presidentes de la República hasta el momento y varios secretarios de Estado.

Su construcción causo polémica, ya que el balneario público “Casitas” se vio recortado en su extensión, pues se cimentó un muro que llega hasta donde rompen las olas del mar y cuando se tiene la visita del mandatario de la nación, su familia o de algún alto funcionario, el edificio es resguardado celosamente por militares, prácticamente en cada centímetro de su perímetro; en tierra por elementos del Ejército que utilizan sus vehículos tipo Hummer y artillería pesada, mientras que por mar embarcaciones de la Marina evitan que se acerquen algún navío al edificio.

La Quinta Maya fue construida durante el sexenio del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000), quien gusta de practicar el buceo y Cozumel tenía todas las condiciones idóneas para que hiciera sus inmersiones con total seguridad, ya que además se hacía acompañar por elementos de seguridad del Grupo Especial Anfibio del Ejército Mexicano que tienen su base de capacitación en Cozumel.

La Quinta Maya consta de la casa de descanso presidencial y tres casas individuales para invitados, que son atendidas normalmente por ocho elementos del Ejército que se encargan del mantenimiento de las instalaciones; sin embargo, cuando tenía la visita del presidente en turno, el número aumentaba a 20 elementos que eran traídos expresamente del Estado Mayor Presidencial.

El inmueble pertenece a la Sedena y cuenta con una cancha de tenis, alberca, una extensa área con arena que fue llevada expresamente al lugar, ya que no había, áreas verdes, estacionamientos y muelle; desde el interior se puede observar los atardeceres coloridos y únicos de la isla de Cozumel que servía de relajación para los huéspedes.

Durante la gestión de Vicente Fox Quesada, este lugar únicamente fue visitado por secretarios de Estado, principalmente del Ejército Mexicano cuando venían de descanso, mientras que fue Felipe Calderón Hinojosa lo convirtió en su sitio de descanso preferido, ya que también le gustaba practicar el buceo en los arrecifes conocidos como “Paso del Cedral”, donde actualmente se encuentra el club de playa “Albertos”, el cual era cerrado al público.

Durante la gestión de Enrique Peña Nieto, únicamente visitó la Quinta Maya en una ocasión y sólo estuvo unas horas, debido a que tenía un evento en Cancún, mientras que su entonces esposa Angélica Rivera también acudió en una ocasión, en tanto que su secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zavala, fue quien más uso la casa de descanso presidencial.

Sin embargo, la polémica que genera la casa de descanso presidencial pronto culminara cuando sea puesta a subasta en junio próximo, según dio a conocer Ricardo Rodríguez Vargas, quien añadió que lo que se obtenga de la venta será destinado a los pueblos que más lo necesitan.

Cabe destacar que tanto la Quinta Maya, Quinta Guerrero y la Quinta Allende, en San Miguel de Allende, Guanajuato, forman parte del Inventario de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario