Tu Periódico Quequi

Ya basta de lucrar con nuestro dolor

Por Héctor Bello Guadarrama

Más víctimas del pederasta Jean Succar Kuri en Cancún, rompen el silencio y exigen que la escritora del libro “Los demonios del edén” reconozca que robó expedientes de salud médica de sus casos, los cuales fueron presentados ante una asociación civil llamada CIAM (Centro Integral de Atención a las Mujeres) y que fue la que atendió primero los casos denunciados por los niños y niñas, que solicitaron junto a sus familias del apoyo, protección y asistencia legal que pudieran proporcionarles en la agrupación.

Edith Lorena Encalada Cetina, una de las siete víctimas del empresario Jean Succar Kuri, que fue denunciado públicamente y actualmente purga una pena en prisión, denunció que la escritora de varios libros basados en su historia, haya hecho uso del caso denunciado para explotar la imagen de las víctimas que se acercaron a la asociación CIAM (Centro Integral de Atención a las Mujeres)  para pedir apoyo.  De donde salieron los dichos que dan sustento a un libro publicado, y que según fueron tomados de los expedientes relacionados con las atenciones médicas que realizó un especialista en psicología de una agrupación que recibía financiamiento público.

 

AFECTADOS

Edith, junto a Estefania Encalada y Cinthya A. más tres mujeres y un varón que aun cuando no estuvieron presentes enviaron mensajes de audio para ser escuchados, dijo que la escritora se ha dedicado a explotar, en su propio beneficio, la imagen de las siete víctimas de trata involucradas con el caso del empresario Jean Succar.  Y al haber de por medio la posibilidad de la realización de una película inspirada en el caso que se denuncia, cuya información base fue obtenida ilegalmente, las víctimas de pederastia pidieron se detenga la producción de la película inspirada en caso dado a conocer sin autorización de las afectadas.

Un filme que estaría según interesados a los reconocidos cineastas Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro.

Por lo cual acusaron a la periodista y escritora, de aprovecharse de su inocencia, pues en el momento en que ella se apersona para ayudarlas aun eran menores de edad, y hasta hoy las víctimas reconocieron ante los reporteros que quedaron sellados de por vida gracias a la exhibición que la escritora ha hecho para su beneficio personal.

Aun cuando recientemente la periodista habría ganado un juicio, alegando que la justificación de los libros era para hacer pública una denuncia de los casos de pederastia que se presentaban en la ciudad turística de Cancún, y no para ser una vividora de la explotación de víctimas, dicho resultado está camino a ser impugnado para continuar la lucha de las víctimas a no ser usados para el beneficio de una mujer que señalan de robo de información que se clasificaría confidencial en su uso.

Comments

comments